Descubrir los hipopresivos con Juan Morcillo

Hoy, invitamos en las columnas de Periné Consciente, el profesor de Hipopresivos Juan Pablo Morcillo.

Como ya lo hablamos en nuestro blog, frente a las patologías del piso pélvico, existen varias opciones para mejorar su estado, dependiendo por supuesto del tipo de la patología. La rehabilitación (manual, electroestimulación, biofeedback) es una opción, tal como el yoga, o el método hipopresivo. Son métodos muy interesantes a explorar antes de pensar en la cirugía (salvo casos que necesitan, si o si, operaciones).

Juan Pablo Morcillo es instructor Advanced del Metodo Caufriez (creador de la gimnasia hipopresivo). Es también instructor con certificado internacional de Low Pressure Fitness (la empresa más importante en la actualidad), y tiene experiencia en hipopresivos desde el 2012.

JP Morcillo Hipopresivos

Juan Pablo, contanos como descubriste el método hipopresivo

La palabra Hipopresivo la descubro por primera vez en el año 2005 aprox. en una revista de fitness. Quedo rebotando esta palabra en mi cabeza durante 1 año sin saber más de ella, mientras terminaba mi carrera en el profesorado de educación fisca Romero Brest. En el 2006 durante un curso de entrenamiento deportivo (a lo cual me dedicaba antes de hipopresivos) conozco a un osteópata y amigo que para mi sorpresa conocía la técnica.

Esto sumado a haber comenzado clases de canto (soy musico, además) donde descubro como la flexibilidad corporal, de manera sutil junto con la respiración, me generaba bienestar y aliviaba mis dolores por el deporte y la rigidez que este me había generado, hizo reflotar mi interés por conocer la técnica hipopresiva y al mismo tiempo dudar de mis conocimientos en ese entonces.

Alli empecé a enfocarme más sobre la salud y a leer cada vez más sobre la postura y como mejorarla (También tomé varias clases de Antigimnasia que me marcaron mucho). En el año 2008 me comunico con Piti Pinsach  (uno de los referentes de hipopresivos a nivel mundial) y le digo que quería traerlo para Argentina. Pero los valores que me ofreció en ese entonces eran imposibles para nuestro país.

Varios años después vienen a Argentina de la mano de una empresa de pilates y allí tomo mi primer formación. Y empieza mi carrera como Especialista en tecnicas Hipopresivas, que no se detuvo hasta hoy y seguirá cada vez de manera más profunda.

¿Podes explicar en algunas palabras cuales son los fundamentos del método hipopresivo?

Como su palabra lo indica, es un método que busca reducir o mejor dicho reprogramar las presiones internas del cuerpo. Que cuando se encuentran mal gestionadas, o sea que las presiones se ven aumentadas en zonas donde no deberían estarlo, corremos riesgo de tener diferentes patologías fundamentalmente de suelo pélvico y abdomen.

Se puede decir que es una técnica postural y respiratoria, que a través de unas pautas posturales y una respiración especifica generan múltiples beneficios. En líneas generales lo más interesante es que activan de manera INvoluntaria la faja abdominal y el suelo pélvico, mejorando el tono de base de dicha musculatura (o sea entrena estas estructuras para que realicen mejor su función de sostén de viseras y órganos sin que lo estemos pensando).

¿Sabías que casi el 80% de las fibras del suelo pélvico son involuntarias? Entonces será necesario accionar esas fibras para obtener un suelo pélvico funcional y sano, y los hipopresivos lo logran.

Clase de hipopresivos JP Morcillo

¿Que patologías puede mejorar la gimnasia hipopresiva? ¿Qué son los beneficios del método hipopresivo?

Los hipopresivos son de gran interés para muchas patologías asociadas a la debilidad del suelo pélvico.

Mejoran, solucionan y/o previenen la IU (incontinencia urinaria de esfuerzo), prolapsos (para los primeros grados) y hernias (esta última siempre dependerá de que tipo de hernia sea). También son fundamentales en la recuperación de las diástasis. Aunque en mi caso, complemento con otras técnicas de recuperación pelviperineal que potencian los resultados.

Por otro lado, mejora la postura, aliviando los dolores de espalda; mejora la respiración (en casos de epoc u otras similares es ideal); mejora las funciones sexuales (muy claramente, dicho por varias de mis alumnas); mejora el funcionamiento intestinal; y también brinda mejoras emocionales (por el trabajo respiratorio y liberación del diafragma). ¡O sea los beneficios son verdaderamente multiples!

Hipopresivos Argentina

¿Dentro de las personas que siguen tus clases, cuantas son mujeres?

Al ser una actividad que se especializa en la recuperación post parto, ya que cubre necesidades importantísimas que se generan especialmente en ese momento, la mayoría de mis alumnas son mujeres. Diría un 90%.

Pero tengo hombres en algunas clases grupales y particulares que encuentran beneficios muy importantes también. A parte de los beneficios ya mencionados, los hipopresivos permiten aliviar la posible presión sobre la próstata (en ciclistas especialmente). También a nivel estético les es atractivo reducir unos cuantos cm de cintura. Por fin, juega un papel importante en la reduccion del estrés, y el equilibrio de la energía, lo que obviamente puede interesar tanto los hombres como las mujeres.

La incontinencia urinaria es una patología muy frecuente, pero es sorprendente como no aparece nunca en la agenda de salud publica. ¿Como lo ves?

Yo diría que no debe tomarse como normal ni siquiera las mínimas perdidas de orina, ya que eso te marca un comienzo de problemas de suelo pélvico. Las publicidades de toallitas femeninas no ayudan con esto tampoco, que te lo hacen parecer “normal”. Si las mujeres supieran que en 3 a 5 clases pueden ya obtener resultados impresionantes sería mucho menos habitual, y más aún si se hiciera un trabajo preventivo, y sin dudas de concientización del suelo pélvico como ustedes muy bien lo hacen.

Y lo que ocurre es que aun el cuerpo médico no está bien informado sobre qué cosas se pueden hacer ante estas patologías (IU, prolapso, diastasis), entonces no saben derivar y muchos dicen “mejor no hacer nada”.

También es importante decir que la mayoría de las mujeres tampoco cuentan que tienen estas patologías, ya sea por verguenza o por falta de información.

¿Durante tus clases, vos haces muchas referencias al piso pélvico?

Desde el día 1, enseño que es el suelo pélvico, para que sirve, como sentirlo y como trabajarlo. Tomar conciencia de su movimiento y entenderlo mejora la técnica y de esta manera los resultados. Y busco que lo conozcan en activación y relajandolo, en todas las posiciones.

¿Cuando llegan a tus clases, te parece que tus alumnas ya conocen mucho del piso pélvico?

Saben su nombre y que lo tienen debilitado, en general sienten que todo “se les cae“.

Pero no conocen sus movimientos, en general pocas saben de los ejercicios de Kegel (yo los utilizo y explico en mis clases), y mucho menos, sentir el suelo pélvico. Pero en general vienen con alguna información mínima.

Pareciera que el aumento del conocimiento sobre parto respetado, la aparición de más doulas, grupos de crianza y parto han logrado acercar también un poco más a las mujeres con sus cuerpos. Pero aún estamos lejos del ideal, falta información en todos los estratos sociales y laborales. Pudé observar que ni siquiera los médicos (en la mayoría de los casos) conocen hacia donde derivar. Muchos solo tienen como opción las cirugías y medicación. Es nuestra responsabilidad tratar de informar y difundir lo más posible otras opciones.

¿Como llegan las mujeres a querer hacer hipopresivos? Muchas son mujeres que parieron hace poco?

Información via web, fundamentalmente por grupos de facebook, instagram, y los grupos de crianza son fundamentales, las mujeres se pasan mucha información en estas juntadas. Después hay algunos kinesiólogos que conocen la técnica y ginecólogos que derivan, pero son los menos.

En general creo que ahora es más simple encontrar la solución si uno está realmente interesado en llegar a ella. Las redes sociales han acercado mucho a las personas a los hipopresivos. Pero aún estamos en vías de desarrollo, la gran mayoría de las personas no conocen los hipopresivos. Pero los resultados son tan impresionantes, que creo que cada vez se harán más conocidos y más personas van a poder acceder a ellos. Además aun somos muy pocos en Argentina quienes dictamos clases y eso hace que sea más difícil llegar a más personas.

Clase tecnica hipopresiva JP Morcillo

¿Para que sean “efectivos” los beneficios del método hipopresivo, cuanto tiempo hay que practicar? ¿Vos recomendas una practica a lo largo de la vida?

Aunque cada caso es diferente, las investigaciones y mi experiencia personal muestran que hay grandes mejorías con practicar 1 hora semanal durante 2 a 3 meses. Yo recomiendo realizarlos 1 vez por semana, durante 6 meses a 1 año al menos para incorporar la actividad y que los beneficios y resultados sean mucho más potentes. Hay que marcar una huella en nuestro cerebro y que este incorpore un habito de movimiento saludable.

Y que los hipopresivos te queden como herramienta para utilizar toda la vida, así como quien sale a caminar o correr, sepa que hacer hipopresivos es una opción increíble.

Como cualquier musculo o movimiento, si abandonas los hipopresivos mucho tiempo vas a perder lo ganado, pero la memoria corporal es clave y si hiciste mucho tiempo, rápidamente vas a recuperarlo perdido.

¿Recibís muchos testimonios de mujeres, cuya salud se mejoro mucho con hipopresivos? Nos podrías dar ejemplos (vinculados con patologías del piso pélvico)

Este es uno de los puntos fuertes de la técnica. Los resultados son -creo yo- sin exagerar del casi el 100%.

Tengo diferentes casos que podría enumerar, lo mejor de todo es que se dan los buenos resultados en un rango de mujeres de edades muy variadas (tengo alumnas de entre 20 y pico y 80). Te cuento algunos casos de muchos.

  • Mujer de 60 años, madre de 2 hijos. Con IU durante más de 10 años y tomando medicación. Comienza la actividad y luego de 4 meses ya podía correr, saltar y lo que quisiera hacer sin perdida alguna y dejo las pastillas para siempre.
  • Mujer de 40 y madre de 2 hijes. Con IU, en 3 clases dejo de tener perdidas.
  • Mujer de 40, madre de 2 hijes mejoro su vida sexual con su pareja, segun dicho por ella fue un cambio realmente significativo, volvio a “sentir” como nunca antes.
  • Mujer de 80 años con prolapso grado 2, a los 2 meses ya no lo tenía. Evito una cirugía.
  • Mujer de 40, 2 hijas x cesarea, cantante, logra obtener luego de un periodo de 1 año, nuevamente un papel protagónico en una ópera gracias a volver a sentir “sosten” en el abdomen y suelo pélvico.

Y así podría seguir muchos más. El porcentaje de resultados de las mujeres que mantienen continuidad en la práctica es realmente increíble.

Se pueden escuchar y leer críticas del método hipopresivo; según esas críticas, no existe ninguna prueba de que mejora la salud de las personas con incontinencia o prolapso. ¿Cual es tu opinión (o experiencia) acerca de eso?

Yo creo que las críticas de ese tipo tienen que ver, como en cualquier cambio de paradigma, con la falta de flexibilidad al cambio de algunas personas. Esta técnica hiere muchas susceptibilidades. Sobre todo porque en un principio los fundamentalistas de los hipopresivos (yo no lo soy, en realidad no creo en los fundamentalismos en general) tenían una posición algo confrontativa con otras técnicas, lo cual le genero seguramente sus detractores.

Hoy, con un lugar ganado y siendo una técnica respetada y que aun está en pleno crecimiento, y considero que seguirá evolucionando y mejorando, ya no confronta con las técnicas actuales, sino que trata de hablar desde los propios beneficios. De los cuales no solo podemos jactarnos por meras experiencias con nuestros alumnos, sino que hay muchas evidencias científicas que avalan lo que esta técnica dice lograr.

Sin dudas, vale aclarar, que en la mayoría de los casos como cualquier entrenamiento, un musculo que se deja de entrenar es un musculo que va a perder más rápidamente su funcionalidad. Por eso, en el entrenamiento con hipopresivos es importante mantener cierto ritmo y continuidad para no perder los resultados, al igual que quien quiere mejorar el ritmo de carrera deberá correr de manera habitual.

Pero los efectos de los hipopresivos no se perderán rápidamente, y mucho menos si logramos realizarlos por un periodo de 6 meses a 1 año, donde la huella motriz en nuestro cerebro será mucho más potente y el cuerpo ya adoptara la funcionalidad ganada como algo habitual y necesario.

Hipopresivos Morcillo Buenos Aires

 

Fotos: Juan Pablo Morcillo

 

One thought

Deja un comentario