Mitos y Verdades sobre el prolapso

Prolapso es el nombre científico de “descenso o caída de órganos”. VERDAD.

Si ya tengo un prolapso, no puedo más tener embarazo. FALSO. Por suerte, no hay contra-indicación entre prolapso y embarazo. Igual, por supuesto, si tenes un prolapso avanzado (nivel III), habla con tu obstetra y/o uroginecologo. Puede ser que te aconsejan cesarea para no arriesgarse demasiado.

Hay casos de prolapso en que un órgano sale exteriorizado por la vagina. VERDAD. En los casos más graves de prolapso (nivel IV), el utero, el recto pueden estar exteriorizados. Esta situación se puede corregir gracias a cirugía. Las operaciones dan muy buenos resultados, aunque suele pasar que reprograman una nueva intervención después de 10 años, ya que con el efecto de la gravedad, los órganos pueden volver a bajar.

El prolapso es una patología muy poca común. FALSO : según los estudios, ¡se evalúa hasta el 98 % la cantitad de mujeres que tienen prolapso!! Pero en la extrema mayoría son casos de prolapso “liviano” (grado 1 o 2): las mujeres no perciben síntomas y así desconocen el prolapso. Los prolapsos más severos afectan (según los estudios) alrededor del 10% de la población femenina. Cuidado, es importante aclarar que los prolapsos “livianos” se pueden empeorar con el tiempo (vejez de los tejidos, efecto de la gravedad, cambios hormonales en la menopausia), entonces es importante prevenir con ejercicios para fortalecer el piso pélvico.

El descenso de órganos siempre es el resultado de los partos. FALSO: hay muchos factores que pueden conducir a un prolapso. Entre ellos, los partos naturales, el sobrepeso (obesidad), la tos crónica, el estreñimiento crónico, algunas actividades deportivas dañinas (deportes de impacto: tennis, equitación, gimnasia, vóley-bal, … o también crossfit), una fragilidad genética, la vejez (con efecto de la gravedad y cambios hormonales), etc.

Se puede usar un dispositivo para mantener los órganos en su lugar. VERDAD. Se llama el pesario. Este dispositivo médico que puede tener diferentes tamaños y formas permite solucionar de forma muy eficaz las molestias vinculadas con un prolapso (hasta de nivel III). La sensación de pesadez en la pelvis, algunos casos de incontinencia de esfuerzo…

Deja un comentario