Sextoy y herramienta terapéutica… ¿De qué se trata?

Hace poco, se fueron popularizando gracias al éxito de la saga “50 sombras de Grey”… De qué hablamos? ¡De las bolas chinas! También conocidas como bolas ben-wa, bolas de amor, bolas de orgasmo, bolas Venus, rin-no-tama, o bolas de geisha ¡Parece que tienen tantos nombres como el piso pélvico!

Si la trilogía de Grey las menciona como juguete sexual, las bolas chinas tienen sin embargo otra función: son una herramienta para tonificar los músculos del piso pélvico, luchar contra algunas patologias tal como la incontinencia y descubrir la energía femenina propia.

 

Historia de las bolas chinas

La historia de esas bolas es milenaria… Está atada a tradiciones chinas donde se admite que las esposas /concubinas del Emperador las usaban como parte de su rutina de cuidado corporal y sexual. Las prácticas con bolas chinas fortalecen los músculos del piso pélvico, estimulan la zona lo que incrementa la vasodilatación y aumenta la sensibilidad nerviosa. Permiten así dar más sensaciones placenteras.

Pintura china eroticaPintura erotica china

Sin embargo, cabe destacar que el rol de las concubinas va mucho más allá que la estimuladora sexual de su pareja. Ellas solían ser las educadoras sexuales del soberano a quien enseñaban una disciplina sexual que le permitía lograr el poder, la salud, la sabiduría. En estas tradiciones, la sexualidad solía ser una rama de la medicina, así que se practicaba según modalidades que estimulaban el vínculo cuerpo, mente y espíritu.

De hecho el uso de las bolas chinas está íntimamente relacionado con el desarrollo y mantenimiento de la energía vital. En varias tradiciones orientales, no solo chinas, tales como el qi gong, la filosofía taoísta o el tantrismo se recomiendan prácticas que incluyen las bolas (también los huevos de jade) acompañadas de respiraciones o movimientos para activar, circular y retener la energía vital que viene de nuestros genitales.

Fíjense nuestra nota Yoga y periné. La zona del piso pélvico -según los principios del yoga-, es la zona raíz, la fuente. Al contraer y relajar, permite retener y hacer circular energía. La práctica del Mula Bandha -bloqueo perineal-, permite al practicante asentarse en esa energía y sentirse fuerte o firme en ella para ejecutar posturas.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Pintura china estilo Mogu

¿Cómo funcionan las bolas chinas?

¡Lamentablemente no existe una historia oficial de las bolas ben-wa! Pero, la mayoría de las informaciones en cuanto a esas bolas dicen que originalmente se usaba solo una bola hecha de metal. A lo largo del tiempo, se fue agregando otra bola para dar más peso y acentuar las vibraciones internas.

De hecho, el principio fundamental de las bolas chinas es el siguiente: luego de introducirlas en la vagina, al mover el cuerpo, las bolas chocan entre ellas, provocando una vibración.

Las bolas chinas estimulan entonces los músculos del piso pélvico de manera inconsciente: la vibración de las bolas crea una tonificación natural del piso pélvico. De hecho, la presencia de las bolas provoca un reflejo en los músculos de la vagina que se contraen para que no se caigan para afuera de la vagina.

Como usar las bolas chinas :
Lo mejor es usarlas un poco cada dia! Para ponerlas “en movimiento”, tienen que… mover, por supuesto! Si usan las bolas chinas, sentadas frente a la compu, no sirven de nada, salvo si están haciendo los Kegels con ellas puestas. Si no, lo mejor es usarlas mientras andan por su departamento/ casa. Por lo que es de la duración: arrancan con 15 minutos por día! Ya después de 2 semanas, tendrían que ver resultados sorprendentes!

Pero las bolas de geisha también se pueden usar “de manera consciente”, cuando se practican -con las bolas puestas- ejercicios contrayendo y relajando los músculos. Esos ejercicios pueden ser de Conocimiento y Manejo del Periné, Kegels, o Kung Fu vaginal.

 

¿Qué tamaño para las bolas chinas?

Ahí va la respuesta que va a saciar la curiosidad de muchos: el diámetro “común” va de 2 hasta 3,5 centímetros. En cuanto al peso es muy variable. Va de unos 20 gramos hasta más de 100 gramos.

pack-de-3-perles-d-exercice-kegel-laselle (1)

Mas entrenado está el periné, más chica y más pesada será la bola.

Hoy en día, más que de metal, se consiguen en silicona. Se pueden usar de a una o de a dos. Muchas tienen otra bolita colocada adentro que choca con el interior de la misma bola (como si fuera la bolita adentro de un cascabel), lo que aumenta aún las vibraciones.

Las bolas chinas están comúnmente propuestas como tratamiento de rehabilitación del piso pélvico, ya que su efecto de tonificación y reforzamiento de los músculos está comprobado. En particular, los kinesiólogos las recomiendan si sufren de incontinencia urinaria, pero tambien de “pedos vaginales” (Al mismo tiempo, un piso pélvico con fuerza y tono va a mejorar su sexualidad, pues van a intensificarse sus sensaciones).

boules-geisha-smart-balls-teneo-duoBolas de geisha de marca Fun Factory

Para empezar con la práctica, se aconseja usar bolas de poco peso, de disponer una toalla o manta en el piso si practican paradas (hay daños colaterales que involucran baldosas rotas, ¡acá respetamos el derecho de todos los pisos!) o practicar recostadas para evitar los efectos dañinos de la gravedad.

Si desean usar bolas chinas y ya tienen una patología, tal como incontinencia urinaria o prolapso, se recomienda primero consultar con su urólogo o ginecólogo.

 

Deja un comentario