Tratamiento de prolapso (nivel I a III)

Para los casos de prolapso sin exteriorización total, existe una solución que no requiere cirugía. Se trata de un dispositivo llamado pesario que se coloca directamente dentro de la vagina e impide el descenso de los órganos.

El pesario actúa como un sostén para los órganos y hasta permite luchar contra la incontinencia de esfuerzo. Es una opción muy interesante (¡y económica!). Los pesarios están hechos en plástico o silicona, y pueden tener diferentes tamaños y formas (anillos, cubo, etc…). Los médicos deben elegir la mejor opción según el grado y el tipo de prolapso que sufra cada mujer.

Pesario_diferentes tipos

Deja un comentario