Risa, tos, estornudos… ¡también pueden dañar el piso pélvico!

Van a pensar: las chicas nos dicen que tenemos que tener cuidado con nuestro piso pélvico, orinando, defecando, comiendo, levantando peso, respirando, haciendo deportes, y ahora, además, ¿cuando reímos, tosemos o estornudamos? ¡Por favor!

Tranquilas, no se trata de no hacer más, sino de hacer bien, hacer de forma consciente.

Cuando ríen, tosen o estornudan, ¿prestaron atención a lo que sucede en el cuerpo? Se realiza involuntariamente una hiperpresión en la zona abdominal, empujando el periné hacia abajo.

Las personas con tos crónica (casos de bronquitis crónica o asma, o los fumadores*, ejemplos de personas muy expuestas…) en particular, corren un riesgo importante de padecer afecciones en el piso pélvico, pues la tos va debilitando el periné paulatinamente.

La risa crónica (¿lamentablemente?) y el estornudo crónico no existen, pero es muy importante darse cuenta de que todas estas esas “reacciones por reflejos” impactan en el periné de formas similares. De hecho, las mujeres que tienen un piso pélvico frágil (por causa de un parto complicado, sobrepeso, la práctica de algunos deportes, etc…), suelen sufrir de incontinencia cuando se ríen, tosen o estornudan.

estornudar piso pélvico

Para evitar este tipo de inconvenientes, hay que tratar de incorporar e implementar un nuevo reflejo (hábito): el de contraer el piso pélvico, cada vez que están por estornudar, reír, o toser.

¡Un reflejo contra actos reflejos! Cuando se contrae el piso pélvico de la forma anterior o casi simultáneamente a esos actos, se impide que se ejerza de forma fuerte la presión hacia la parte inferior del cuerpo, lo cual hace que se preserve el periné. Es el principio del “knack” que ya mencionamos, o del mula bandha en la práctica del Yoga.

Así que no se preocupen, todavía pueden reír con toda su alma… ¡y todo su periné!
*Fumar aumentaría de 34% los riesgos de incontinencia severa, Am J Obstet Gynecol. 2006 February ; 194 (2) : 339–345

Deja un comentario