En el Nombre de la Concha

Naomi Wolf en “Vagina, Una nueva biografía”, explora el vínculo entre la vagina y el cerebro y revela que los órganos sexuales : la vagina, el clítoris, el cérvix, y el ano, están unidos al hipotálamo, por conexiones a lo largo de nuestro sistema nervioso.

Tomando sus raíces en nuestro piso pélvico, el nervio vago y el nervio pudendo, unen la base del cerebro y la zona de los genitales. Basándose en estudios científicos, Naomi Wolf reveló que el llamado vínculo es un intercambio de información desde el cerebro hacia la vagina y desde la vagina hacia el cerebro, en un círculo de retroalimentación constante, que puede ser valioso o vicioso.

En su libro, la escritora postula que el uso común, en Occidente, de nombres peyorativos para referirse a los genitales, afecta a nuestro cerebro y a nuestra vagina. Las palabras son recibidas por el sistema nervioso y producen una emoción (un stress), que se traduce en una reacción química, transmitiéndose a toda la zona pélvica. La interpretación física del nombre negativo se expresa, por ejemplo, en tensión muscular.

Por el mismo sistema de retrofeedback desde la vagina hacia el cerebro, la información afecta la libido, y la confianza en sí misma, la creatividad, el poder de decisión, en síntesis, el bienestar en general.

Entre consejos de profesionales, usos comunes y resistencias propias, no es fácil elegir la palabra adecuada. No hay una sola manera de nombrar, hay tantas formas como tipos de vulvas y vaginas. En todo caso es saludable confrontarse con la propia dificultad a nombrar. Lo importante, en definitiva, es elegir una palabra que conlleve valores positivos, donde haya respeto, y que refleje la belleza de nuestro sexo porque eso reactiva reacciones positivas en nuestro cerebro que nos empoderan.

Yo elegí el nombre Concha porque suena fuerte y delicado a la vez. Es dura y tierna. Es del agua. Es una perla escondida al fondo de un caparazón. Es una guerrera vulnerable. Me parece que es un nombre tan antiguo como las vulvas y vaginas mismas. Es universal. En los tres idiomas que conozco se dice con, cunt, concha. En las tres culturas correspondientes es un insulto fuerte como un cachetazo y es el más común. Es un nombre con mucho poder.

En el nombre de tu Madre, de la Lora y de la Recontra Santísima, la bautizo Concha.

Y voz, la tuya?

Deja un comentario