Aprender a respirar para fortalecer el piso pélvico

¿Observaron alguna vez lo mal que respira nuestra sociedad? ¿Notaron ustedes mismas que tienen una respiración muy “corta”? A muchas mujeres nos sucede, y por esta misma razón se desarrollaron disciplinas tales como la respiración yóguica, mindfulness, o la llamada coherencia cardiaca. Respirar de forma incorrecta afecta tanto a nuestra salud general, como a nuestro estado mental: provoca tensiones del cuerpo y baja concentración… ¡Se revela como un problema significativo y, muy seguido, ignorado!

Respiracion periné

Aprender a respirar mejor es también una solución excelente para mejorar el estado del periné. De hecho, una buena respiración lo involucra en profundidad. Cuando uno inspira profundamente (hinchando la panza) y expira de forma correcta (sacando el aire de la “panza” y contrayendo el ombligo), utiliza en gran medida sus diafragmas (torácico y pelviano), en un movimiento de “ascensor” (ascendente y descendente).

¡En vez de someterse a una presión descendente, el periné se eleva! Esto es el principio fundamental de la respiración abdominal, que a menudo olvidamos, en favor de la respiración torácica (el bebé dentro y fuera del vientre materno, por ejemplo, utiliza de forma instintiva la respiración abdominal).

Respirar de forma correcta entrena y protege el periné al mismo tiempo, y también permite eliminar las toxinas, refuerza los músculos (en particular el corazón) y ayuda a digerir mejor gracias al masaje de los órganos digestivos inducidos por la respiración abdominal. El estrés se reduce, mientras que la concentración aumenta, y se manejan mucho mejor las emociones negativas. Increíbles todos estos beneficios, ¿no es cierto? Y al igual que el periné, bastante desconocidos (o ignorados)…

 

La coherencia cardiaca es una disciplina creada por el Dr David Servan-Schreiber en su libro Curación Emocional (Ediciones Kairos) , que tiene como meta luchar contra el estrés, la ansiedad y llegar a un estado de bienestar, gracias a la habilidad de frenar los latidos del corazón, esencialmente con la ayuda de una mejor respiración.

Deja un comentario