Saber abrir y cerrar la pelvis

¿Sabían que uno de los mayores problemas que tenemos las mujeres es que no sabemos levantar y bajar bien la cola…? ¡Podemos imaginarnos su expresión al leer lo anterior!. ¡Esto de “la cola” merece una explicación!

Nuestro cóccix es el ”recuerdo” de la cola que nuestros antepasados tenían, miles de años atrás (llamando en este caso “cola”, a la extensión larga, como la de los gatos o perros).

Es muy importante que manejemos bien las posturas de apertura (levantar la cola) y cerradura (bajar la cola) de la pelvis. Al hacer este movimiento, liberamos un espacio de aproximadamente 3 cm, que permite no sólo tener mejores funciones de evacuación, sino también durante el parto, darle más espacio al bebé cuando quiere salir

Lamentablemente, sabemos que se menciona muy poco la importancia del sacro y del cóccix durante el parto, principalmente porque la forma más común de parir -en la camilla- no respeta para nada la postura básica de “levantar la cola” (nutación) que le daría más espacio al bebé en la fase de expulsión.

En vez de eso, estamos en una posición donde el sacro y el cóccix están bloqueados, y es por esa misma razón que en algunos partos duelen tanto.

No hay que olvidar:

“un cóccix que no se mueve significa un periné que no se mueve”*.

Para Bernadette de Gasquet, la “omisión” del cóccix en el análisis de los riesgos de piso pélvico, tal como en los trastornos de la estática pélvica y en la rehabilitación es un error fundamental. Lo mismo va con el embarazo; a fin de preparar un buen parto, es esencial asegurarse durante el embarazo que el cóccix no sufra de ninguna atrofia o lesión.

 

 

*Périnée, arrêtons le massacre, Bernadette de Gasquet, p.48

Deja un comentario