Descubrir y fortalecer su periné gracias al yoga

El yoga es una disciplina que permite renovar y desarrollar el conocimiento sobre el piso pélvico. Desde hace ya varios años se puso de moda, gracias a mujeres pioneras como Indra Devi, y resultó en una muy buena disciplina para nuestro piso pélvico, pues el periné es un elemento central del Yoga tradicional (Hatha Yoga, Kundalini Yoga, Pranayama Yoga). Todas estas ramas del Yoga, (muy diferentes de la gimnasia conocida como Pilates), buscan  el equilibrio cuerpo-mente, gracias a una buena conexión del “ser” con la Tierra.

El Yoga es una forma privilegiada de conectarse con el propio cuerpo, algo que hoy en día no solemos hacer muy seguido. ¿Cuántos de ustedes tienen un “contacto” consciente y cotidiano con su periné? ¿Con sus pulmones y su corazón? ¿Con su columna y sus intestinos?

Estamos la mayoría del tiempo (des)habitando nuestro cuerpo, sin pensar en él, sin dedicarle tiempo a observarlo, a sentirlo, y sin cuidar, principalmente a los músculos internos… algo que tiene mucho que ver con nuestro legado judeo-cristiano y la “represión sexual” que consiste en negar el cuerpo femenino, y por ende, cerrar también la puerta de entrada a lo sagrado en una misma.

Conectarse con su cuerpo es conectarse con si-misma

Las mujeres que practican Yoga constituyen una excepción notable (al igual que las que cantan o danzan, o realizan alguna actividad artística), ya que son conscientes del bienestar y el equilibrio que resulta de la conexión entre el cuerpo y el ser interior.  

En el Yoga tradicional, existen siete centros energéticos, denominados “Chakras”, conectados con nuestro sistema endócrino y con nuestros órganos. Son canales que según la filosofía de esta disciplina nos ponen en contacto con el Universo que nos rodea. ¡Esto es esotérico, seguramente!, pensarán. Pero… ¿están seguras? Básicamente, es aceptar que somos algo más que piel y huesos: una partícula dentro de algo mucho más grande… Para las más escépticas, sepan que las redes energéticas de las que hablan el Yoga y la Medicina China tienen correspondencia, además, con el sistema nervioso del que habla la ciencia Occidental.

Junto a los Chakras, existen tres Bandhas, que se traducen como “candado, llave o cierre”, y que permiten retener la energía. Para activar esas bandhas, hay que contraer los músculos vinculados a ellas.

bandhas yoga Mula bandha y piso pélvico

¡Activar Mula Bandha y descubrir su poder femenino!

La que más nos interesa para el tema que tratamos, es la llave “Mula Bandha”, directamente vinculada con el Muladhara Chakra, el Chakra Raíz.

Activar el Mula Bandha significa contraer el periné inferior (para simplificar, digamos la vagina), el periné superior (el esfínter anal) y, por fin, los abdominales bajos (los que están al nivel del ombligo). Esto permite hacer fluir hacia arriba nuestra energía, en vez de dejarla salir hacia afuera del cuerpo. El Chakra Raíz es el punto de partida para una respiración precisa, afirmación que  puede ser confirmada por los cantantes y los músicos que usan el aire (soplido o exhalación) como vía para hacer sonar el instrumento.

Es particularmente llamativo que la filosofía del Yoga vea a Muladhara, el Chakra Raíz, como la fuente de la energía vital (y de hecho, es en este lugar mismo que aparece la vida). Es muy llamativo también que esta práctica física milenaria originaria de Asia le dé un papel tan grande al piso pélvico… cuando nuestras sociedades Occidentales niegan casi de por completo su existencia.

¿No sería ésta una razón suficiente para investigar aún más sobre el periné? (¡Por si acaso faltaban motivos!). A través del periné, nos podemos preguntar cómo estamos viviendo, como “habitamos” nuestro cuerpo, y si somos realmente capaces de sentir su energía.

Autoconocimiento yoga

Descubran ya los ejercicios de yoga que proponemos para el piso pélvico en nuestro canal YouTube.

Deja un comentario